siembralavida

Smile! You’re at the best WordPress.com site ever

Caracas desde el Waraira Repano

Deja un comentario

La rutina citadina del día a día ha hecho que nosotros, los caraqueños, tomemos en segundo plano el problema ecológico. Y es que mientras pensamos en todas las cosas que tenemos que hacer, en nuestros trabajos, mientras manejamos en las horas pico o caminamos por las calles tupidas de transeúntes (enmarcadas por altas murallas de concreto); nos olvidamos la importancia de lo verde en nuestras vidas. Esto no es algo que hagamos a posta, simplemente la costumbre de vivir en la ciudad, y mucho más en Caracas que es una ciudad tan dinámica por ser la capital del país,  hace que inconscientemente infravaloremos el rol de la naturaleza. Alejándonos un poco de los edificios y adentrándonos en ese gran pulmón vegetal que tiene nuestra ciudad, El Ávila, hace que nos recorra una sensación de paz y tranquilidad, que creo que es algo que todos necesitamos al menos una vez a la semana para olvidar los problemas, desestresarnos y más importante aún: reflexionar sobre cuán importante es la naturaleza para nosotros como seres humanos.

A continuación te dejo algunas reflexiones que nos surgieron de nuestra observación de Caracas desde el Parque Nacional El Ávila, Waraira Repano:

Sin duda hubo cuatro cosas de Caracas que resaltaron por encima de los demás:

  1. Jardín Botánico: una gran área verde sumergida dentro de una multitud de grandes edificios.
  2. Las Zonas Populares: grandes zonas que forran gran parte de las colinas caraqueñas.
  3. Diferencia entre las zonas netamente edificadas, y en la periferia edificaciones más chicas en donde se incluía en cierta medida “lo verde”.
  4. Lo orgánica que es Caracas, se nota un crecimiento desordenado y en gran parte descontrolado.

En líneas generales pensamos que Caracas es una ciudad con una gran diversidad de edificaciones que le dan su “toque particular”, estéticamente hablando, sin embargo su crecimiento orgánico y descontrolado hace que la percibas como desordenada y caótica. “Hay mucho concreto para lo poco verde”.

Sin duda estar en el Waraira Repano hace que percibas paz, tranquilidad y te sientas más vivo que nunca. Estar ahí hace que no veas a la ciudad de la misma forma que todos los días: estar en un lugar tan verde y lleno de vida hace que reconozcamos cuanta falta nos hace la naturaleza en nuestro día a día.

En cuanto a la Ciudad Universitaria de Caracas, ésta  parece, desde este punto focal, haber sido diseñada por una mano totalmente distinta a la que diseño la ciudad de Caracas. En el diseño de la CUC se ve una intención de diversificar los espacios con el fin de que la naturaleza y las edificaciones convivan en armonía rescatando lo práctico y funcional, y no dejando de lado lo ecológico. Caracas es concreto, la Ciudad Universitaria es un equilibrio entre éste, el concreto, y la naturaleza.

Verónica Rodríguez Torres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s